POESÍA  
 

En mis primeros trabajos artísticos utilicé el seudónimo de VICTORIANDREA.

Los libros de poesía son sólo el resultado inevitable de una adolescencia golpeada por la curiosidad, dónde uno muere por experimentar a cada instante las diferentes versiones de la vida.

Aquí se esconde el dolor, que hoy se acarrea de una manera más equilibrada y sombría, con la lejanía que da la sensatez de los años, pero no por ello menos contristados.

La lectura de estos textos nos hace recordar el lado invisible de la individualidad donde todo ronda entorno nuestro, con una miopía típica del adolescente ensimismado que no tiene control de sí, ni de su entorno, es por ello que quiero dejar en claro que no representa una totalidad de la realidad, porque de ser así no vale la pena vivirla.

Sin embargo en esa desolación se puede encontrar la seducción que nos provoca el devenir, glorioso e intenso; trágico y muerto.

Luego de estos poemarios había decidido no volver a escribir más poesía, como lo aclara la contraportada de uno de ellos, pero el tiempo quiere dar otra respuesta, aún no se pronuncia, pero latente está la espera. Esta antigua decisión fue provocada por el abandono en que vive el poeta, al cual no quiero regresar, justificado ahora con un ánimo altruista que no quiere mostrar el mundo desagradable de nuestra intimidad, pues basta con el cotidiano. Cuando esto se erradique volveré a escribir.

 

 

Libro de Poesía "Frontal", Victoria Andrea Muñoz Serra (Victoriandrea)

Libro de Poesía "Frontal", Victoria Andrea Muñoz Serra (Victoriandrea)

 

FRONTAL

Publicado en 1997, en forma individual. Su portada fue hecha por la misma autora y corresponde a una pintura al óleo, llamada "María", que muestra a la virgen enlazando sus cabellos al espino, símbolo del sufrimiento estoico de Cristo. Si bien la autora declara ser atea, frecuentemente cita pasajes de la Biblia en sus textos, producto sin duda de su formación educacional Católica de la cual no puede arrancar, victimisándose en este inevitable destino:

 

"La humedad brota en la frente

las vértebras de dios

una taza llena de noche

quiebra el aire"

 

Y todo fluye en nostalgia, añoranza del amor desistido, del sueño abandonado, del recuerdo lastimero de una adolescencia a jirones. Todo resuena:

 

"La casa y sus ladridos

Ahogados, profundos

como un grito hacia dentro".

 

Donde:

 

"El cigarrillo tose su última lágrima".

 

Parece que todo circula calmadamente y todo acontece fuera de sí, como si algo se hubiera volado.

 

 
 
 

 

ALTILLO 4

Publicado en 1994, junto a tres amigos: Lidia Mansilla, Gastón Vergara y Pedro Aguilera, quienes se conocieron en el taller literario de Norma Sierpe. Su portada fue hecha por la misma autora, por medio de un dibujo a tinta, que muestra el rincón del poeta, un altillo que se prestaba para todo tipo de situaciones, y desde el cual se tipiaban los textos construidos en retazos de papel, donde la imagen es desde fuera, siendo el altillo una fachada más, que nos muestra la antigua calle Prat y el cerro Chepe, situando a los autores en una determinada ubicación geográfica y climática que inunda la imaginería de los textos.

Este habla del amor de pareja, el desamor, la nostalgia y el olvido, estando la sensación de aislamiento siempre presente y entonces la pasión aparece eterna bajo la presbicia adolescente, en que el duelo parece brotar como única consecuencia:

"La garúa se ha robado

la última metamorfosis

de la madrugada.

Graniza

la tarde de pájaros".

 

Libro de Poesía "Altillo 4" - Victoria Andrea Muñoz Serra (Victoriandrea)

Libro de Poesía "Altillo 4" - Victoria Andrea Muñoz Serra (Victoriandrea)

 
 
 

Libro de Poesía "Teluria" - Victoria Andrea Muñoz Serra (Victoriandrea)

Libro de Poesía "Teluria" - Victoria Andrea Muñoz Serra (Victoriandrea)

 

TELURIA

Publicado en 1996, junto a dos amigos universitarios: Pilar Cabello y Rébel. Su portada fue hecha por el grabador: Claudio Romo, quien en esa fecha, poco y nada sabía de poetas, y que modificó innumerables veces la portada por solicitud del editor Marcos Cabal, también amigo (que por arriendos esporádicos del altillo, financió parte de ésta), pues uno de los poetas no pagaba, entonces había que sacarlo, pero luego arremetía con dinero y así.

Teluria fue concebido como un sismo a tres voces, que denuncia la violencia de los días nublados a punto de estallar. Es el desencanto de la casa que se llueve a martillazos. Es la amenaza en que vivimos:

"Estamos

bajo el ojo

francotirador

de las horas

encadenando

nuestras bocas

al rugir

de las calles".

 

 
 
AUDIO
Poema "Guardián"  - Victoria Andrea Muñoz Serra "Guardián"
"En mi Santuario" Poema "En mi Santuario"  - Victoria Andrea Muñoz Serra
 
 

Poesía - Victoria Andrea Muñoz Serra

 
 
 
 
 
Home   Español   English